Cartier, no sólo lujo.

Cartier, no sólo lujo.

     En las Navidades pasadas, UpART acudió a una invitación de Cartier en su sede de Madrid, para lo que parecía ser una presentación de joyas de esta prestigiosa firma.  

    El selecto grupo de asistentes tuvo la oportunidad de contemplar y acariciar algunas de estas piezas, que —en justicia— han de ser catalogadas como verdaderas “obras de arte”. Pero, en las más de tres horas que permanecimos en ese elegante espacio, el amable personal de Cartier nos ofreció algunos “regalos” que excedían de nuestras expectativas.

    El primer “regalo” fue una recreación audiovisual de uno de los spots más extraordinarios que nunca se hayan producido, al punto de merecer nuestro máximo aprecio como obra de arte en el universo de la comunicación, para —a continuación— exhibirnos una lección de Historia a través del mundo de las joyas, especialmente centrada en los 2 últimos siglos, desde el nacimiento de Cartier en París.

    He de confesar que la pasión que incita al conjunto de trabajadores de esta firma fue definitiva para concentrar nuestra atención en un relato ilustrado en pantalla, no sólo por la belleza de las más importantes piezas de su museo, sino por el recorrido de sus trabajos a través de los personajes más destacados de cada época. Con ello, pudimos incorporar a nuestro conocimiento curiosidades, anécdotas, acontecimientos y detalles sobre la obra y la personalidad de relevantes figuras de nuestro pasado.

    De esta experiencia, salimos con el convencimiento de que algunas marcas de renombre internacional, no sólo destacan por el producto que fabrican, sino por el legado histórico y cultural que atesoran y que —en nuestra opinión— debería ser incluido en la docencia de nuestros pequeños, para educar en algo tan necesario e importante como es la sensibilidad y la capacidad para saber percibir la creatividad y el trabajo que hay detrás de una joya.

    Tras esta gratificante experiencia, nos marchamos persuadidos de que Cartier no es sólo una firma de lujo, sino un testigo y protagonista de nuestra propia Historia.

    Carlos Uralde

Spot de Cartier, una obra de arte.